El sabor granadino 'suena' en todo el mundo

El equipo de los tres restaurantes desplazado a Madrid. /ALFREDO AGUILAR
El equipo de los tres restaurantes desplazado a Madrid. / ALFREDO AGUILAR

Tres restaurantes de Granada hicieron las delicias de los asistentes a la gala Gastro Rock celebrada en el marco de Fitur

JAVIER MORALESGRANADA

Por tercer año, el Ayuntamiento de Granada fue protagonista en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), que se celebró la pasada semana en Madrid, con una apuesta por combinar el rock y la gastronomía, dos de los grandes atractivos que la ciudad puede ofrecer al visitante. El objetivo: que el sabor de Granada 'suene' en todo el mundo. En la gala celebrada en la sala Truss, Niños Mutantes puso sobre el escenario la experiencia, mientras que Colectivo Da Silva aportó la frescura de las bandas granadinas emergentes. En lo relativo a la mesa, el espectáculo corrió a cargo de tres de los establecimientos granadinos punteros en la tapa de calidad: Sancho Original, Puesto 43 y Sibarita.

En la cocina de la sala desplegaron todo su potencial con nueve elaboraciones que tuvieron la oportunidad de degustar los periodistas especializados -en gastronomía y música-, blogueros, 'influencers' en redes sociales, parte de la delegación institucional desplazada a la feria madrileña... Y el premiado de la noche, el periodista de Radio 3 Julio Ruiz , voz del mítico programa Disco Grande. Quedó de sobra cumplida la premisa con la que se organiza la velada: que Granada, con dos de sus grandes banderas, corra de boca en boca.

Sancho Original desplegó tres de sus tapas más celebradas. Un tartar de espárragos trigueros y jamón serrano de Trevélez aunó dos de los grandes sabores de la tierra. El suspiro andalusí, un trampantojo (parece un helado de nata, es una elaboración con cordero segureño ), sirvió para recuperar la histórica cultura gastronómica. En su bocatín de pringá, Juan Cruz dejó patente «la esencia del cocido».

Por parte de Puesto 43, con Blanca Sánchez al frente, la 'estrella' fue el mar. Una ensaladilla de patatas con quisquilla de Motril, el pionono de queso cabracho y el tartar de quisquilla de Motril fueron el escaparate de Granada.

Sibarita ofreció su salmorejo de aguacate y mojama de atún, una exquisita olla de San Antón -en formato mini, claro-, y rabo de toro con manzana caramelizada, platos con el sello de José Antonio Sánchez.