DIMES Y DIRETES DE LOS SABORES

Cuerpo de vacaciones, y pida facturas oficiales, no papelillos

Ya mismo nos vamos de vacaciones, o no. A los viajeros les doy unos consejos para viajar en avión. A veces las cosas se complican demasiado

PABLO AMATE

Son muchas las personas que aprovechan la Semana Santa para irse de viaje en avión. Y creo que deberían saber qué derechos y obligaciones tenemos, dados los problemas que pueden acontecernos al tomar un vuelo. Grosso modo, Aena indica el derecho a la información. También el derecho al reembolso o modificación de trayecto si su vuelo se cancela o se le deniega el embarque; derecho al reembolso si su vuelo se retrasa durante cinco horas o más; derecho a la asistencia y, en determinadas circunstancias, el derecho a la compensación en el caso de cancelación, gran retraso o embarque denegado. Asimismo, el derecho a reclamar y a tener acceso a compensaciones y el derecho a viajar en las mismas condiciones que otros ciudadanos si usted tiene una discapacidad o movilidad reducida. Además, a respetar la tarifa acordada después del pago, notificar a los pasajeros sobre retrasos, cancelaciones y desvíos y a asistir a los pasajeros que sufran retrasos. Deben de pagar alimentación en función a la demora sufrida y agilizar la entrega de equipaje.

NO TODO ES VERDAD

Según que compañías, cambia la cláusula de Aena de «permitir que las reservas por teléfono se mantengan o cancelen sin ningún compromiso o recargo dentro del periodo de 24 horas». Easy Jet cobra 38 euros inmediatamente minutos de haber realizado una reserva de 1.000 euros. Todo eso por ordenador. Agilizar el pago de los reembolsos y atender con interés las reclamaciones de los pasajeros es una cosa que no sucede siempre. Hay compañías que llegan a tener metido en el avión (embarcado) a todo el pasaje hasta cinco horas para no pagar la manutención (un bocadillo) a la que se tiene derecho al pasar más de tres horas de demora. Y atención: si su vuelo se canceló o retrasó debido a las malas condiciones meteorológicas, donde ninguna aerolínea puede volar, no puede ser reclamada una indemnización. Un a reclamación de indemnización por retraso de vuelo debido al mal tiempo depende completamente de la naturaleza específica de la condición de mal tiempo.

TAPAS PATRIMONIO

La iniciativa, que nació de la Real Academia de Gastronomía, fue respaldada desde sus inicios por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y muy especialmente por su titular, Íñigo Méndez de Vigo, por el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, y por el director general de Bellas Artes, Luis Lafuente. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha iniciado un expediente para declarar « La tradición cultural de las Tapas en España como manifestación representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial«. Todo el mérito es de Rafael Ansón, Presidente de la Real Academia de Gastronomía, que ha asegurado que »las tapas y la manera de disfrutarlas, siempre en compañía, constituyen una de las tradiciones más significativas y diferenciadoras de España«. Frente al resto del mundo culinario, como recoge en la resolución publicada en el Boletín Oficial del Estado del 16 de febrero: »Las Tapas se han convertido en uno de los elementos más representativos de la identidad no solo alimentaria, sino cultural de nuestro país, adquiriendo un gran reconocimiento internacional que las asocia ya de una manera indisoluble a lo español«.

¿SÍ O NO AL TAPEO?

Si tuviéramos el chovinismo francés y el marketing italiano, otro gallo nos cantaría. Granada es cuna de la tapa incluida en el precio de la bebida alcohólica (no se pone con refrescos) y siempre han salido las cuentas. Ciertos empresarios quisieron eliminarla y hacerlas de pago siendo uno de los bastiones cibaricos y populares de salir a la calle a ver y dejarse ver, entre sorbo y bocado. Nunca entenderé – o sí– la campaña acérrima que hicieron contra ese arte, que hace muchos años yo denominé « el arte de comer de pie«. Se le echaba la culpa de que no se iba comer a los restaurantes. Esto sucedió en plena crisis económica, cuando se recortaron las tarjetas de empresa y demás convidadas. Y era que no había dinero o miedo a lucirlo, pues en Madrid, bien que he visto a conocidos granadinos disfrutar en los grandes templos de la gastronomía, con alegría y boyante menú y vinos. Por supuesto, nada que criticar. Cada uno se gasta su dinero en donde quiere. Pero reitero un dato que espero tengan a bien analizar y con suerte comprender: la tapa no es competencia, es un atractivo más de la gastronomía granadina. Aunque se ha pasado página rápida a la pésima puntuación obtenida en este aspecto por los turistas y viajeros. Por favor, piensen en plural y con visión exterior comparativa.

¿PUNTOS PARKER?

Hay ciertas críticas, como las de cine, que cuentan todo, menos la película. Además, sus responsables tienen la tranquilidad de que el director y autores, sobre todo si es extranjera, no la van a leer en su vida. Algo así le pasa a Parker. El hecho de que un señor ponga y cobre por dar su apellido y puntuación a muchos vinos que ni los ha olido, ni catará en su vida, a mí me parece algo « reguleras«. Vamos, que cómo voy a fiarme de una puntuación que ha hecho otro señor, Gutiérrez de apellido, que a miles de kilómetros ha dicho: »Roberto (Robert Parker), este está muy rico. Vamos a darle un puñado de puntos«. Después viene, como siempre, la picaresca. Los puntos son para una determinada cosecha de una bodega. Y bastantes bodegueros, que no todos por supuesto, se la siguen poniendo a las cosechas sucesivas, que pueden ser un mundo palatal muy diferente. Para bueno y para malo.

NO DAN TIQUES

No hay forma. Lo tengo más que comprobado. El 80 % de los negocios de bares, cafeterías y muchos restaurantes no dan factura ni tique, siendo por ley obligatorio. Haciendo bochornoso a veces tener que reclamar al camarero la factura. A mí me ha pasado de todo. Porque profesionalmente, yo tengo que dar constancia de mi presencia en tal o cual establecimiento. Si bien lo suelo realizar pagando con tarjeta de crédito, que deja día, hora, minuto e importe, hay consumiciones que por su importe no te admiten dicho pago. Pero lo peor es que no te dan el obligatorio. He llegado a recibir un papel sin nombre, CIF ni dato alguno de esas libretas que se venden en los chinos, para hacer notas de bares y restaurantes. El papel ponía: 1 menú, 48 euros. Sin especificar dato alguno. Por no poner, ni la fecha. Eso sí, con un garabato indicaba: «Pagado». Es un detalle. Cuando le expliqué que eso a mí no me servía de nada, me dijo que la máquina se le había averiado. Hasta la de las tarjetas de crédito. Le comenté que tendría un sello o tampón. Tampoco. Y tras un desagradable y tenso debate, le obligué a que escribiera de su puño y letra los datos fiscales de su negocio, detallara lo que había consumido y que firmara con su nombre. Creo que pensó que era de Hacienda.

ESCUELA DEL VINO (VIII)

Tipos de contraetiqueta. Para que se haga más fácil saber qué es la contraetiqueta del vino, éstas se dividen en varios tipos a fin de que los consumidores puedan diferenciar cada una de ellas. En el etiquetado de los vinos de la Denominación Origen Rueda es obligatoria la indicación del año de la cosecha. Cada contraetiqueta lleva una serie y un número con el fin de evitar posibles falsificaciones. Estos son los cuatro tipos de contraetiqueta que debe tener la botella de vino. La garantía de origen: garantiza el origen y añada del vino, suele aparecer en vinos en su primer o segundo año, los cuales conservan sus características de frescor y afrutado. Crianza: corresponde a los vinos de al menos 3 años, que han permanecido un año como mínimo en barrica de roble. Reserva: corresponde a vinos con una crianza mínima entre barrica de roble y botella de tres años. Gran Reserva: corresponde a vinos de grandes cosechas que han sido criados un mínimo de dos años en barrica de roble y tres años en botella. Buena semana.