JUAN LLORCA, COCINA INSPIRADA EN LOS NIÑOS

«¿Qué manzana puede competir con un bollo? Por eso hay que educar desde que son pequeños»

Juan Llorca, el chef 'slow' que suma cientos de miles de seguidores en las redes./R.G.
Juan Llorca, el chef 'slow' que suma cientos de miles de seguidores en las redes. / R.G.

El chef valenciano, 'estrella' de las redes sociales por sus propuestas de cocina sana y enfocada a niños y adolescentes, ofrece en la tarde de este viernes una ponencia con cocina en vivo en la Fundación Covirán

JAVIER MORALES

Será la buena alimentación como el montar en bici? Es decir, ¿algo que se aprende –por lo general en la primera década de vida– y jamás se olvida? Hay quien sostiene que así es. Entre los firmes defensores del acercamiento temprano a la cocina sana está el chef valenciano Juan Llorca, un crack de los fogones y las redes sociales –entre otras facetas– que hace un par de décadas aparcó la cocina 'profesional' para entregarse a la cocina 'educativa', si es que ambas etiquetas existen. Ahora es el responsable de alimentación de Valencia Montessori School. A las 18 horas en la sede de la Fundación Covirán (en la plaza de la Ilusión) ofrecerá una charla con 'showcooking' organizada por la Asociación Essere bajo el título 'La alimentación es la cuestión'.

¿Es compatible ser cocinero profesional (estrés, horarios, etc.) con llevar una vida sana, equilibrada?

–Si pensamos en los horarios de hostelería de turnos de mañana y tarde se hace complicado llevar un horario acorde al resto de la gente, ya sea tu familia, amigos... Pero sí es verdad que tus compañeros de trabajo pasan a ser tu familia y comes y cenas cada día con ellos, por lo que no hay nada incompatible entre ser cocinero y llevar una vida saludable a nivel de alimentación. El estrés es otro cantar...

¿Qué le hizo abandonar los fogones y decantarse por la enseñanza?

–¡No he abandonado los fogones! Llevo siete años al frente como chef y cocinando de Valencia Montessori School. Cada día empiezo bien temprano sobre las 6.30 y termino a las 15.30. En la cocina soy uno más, pelo patatas, cocino, pico... Igual que mis compañeros. Eso sí, una vez termina mi labor de cocinero, entra mi parte de divulgador y de enseñar.

¿Cocinar o enseñar?

–Una cosa tiene que ir ligada con la otra. Si quiero mover y conseguir que salga a la luz el movimiento #PorUnaEscuelaBienNutrida tengo que enseñar que hay otra forma de hacerlo y demostrarlo en los fogones. Así que, ¡enseñar y cocinar!

¿En qué se traduce la unión de cocina y filosofía Montessori?

–La unión no existía hasta que no la creamos nosotros. Somos la primera escuela de España con un sello Slow Food y un Chef KM0, y la primera que ha conseguido unir educación alimentaria, el momento de la comida, la educación en las aulas, el respeto hacia el niños, su autonomía y la cocina saludable.

Fuego, cuchillos, una invitación a dejar la casa 'perdida'… Algunos padres pensarán que no es buena idea acercar a los peques a la cocina. ¿Por qué sí lo es?

–¡Sin duda es lo mejor que pueden hacer! Pasar tiempo en la cocina, darles cosas que hacer, la facultad de decidir, el respeto hacia sus gustos, la confianza en su destreza... Hacen que no solo haya una mejor relación familiar, pasas tiempo con tus hijos en momentos en los que hoy en día se supone que nos los quitan, y les enseñas hábitos hacia una alimentación mucho mejor. Mi pequeño consejo, si quieres tenerlo todo lo más arreglado posible y no tenerlo todo patas arriba, es darles las cosas de una en una. No todos los ingredientes y materiales a la vez. Así ellos se gestionan mucho mejor.

En una mano un Bollicao, en otra una manzana: ¿Cómo convencería a un 'treceañero' de que es mejor elegir la manzana?

– No hay forma de hacerlo así sin más. No está equilibrada la balanza. ¿Qué manzana puede competir con un bollo dulce y sabroso? Complicado... Hay que educarles previamente, por eso es tan importante desde que son bien pequeñitos y hago tanto hincapié en eso. A los 13 años, el argumento hacia su mejora para la salud es poco convincente, pero con paciencia y respetándoles se puede conseguir.

¿Es posible alejar a los más jóvenes de la comida basura ante el 'bombardeo' publicitario?

– Aquí, por desgracia, ya juega el papel de la industria alimentaria, la publicidad no legislada, la permisividad hacia las empresas, etc. Se puede, y por suerte el consumo de televisión frente a los terminales móviles o redes sociales es mucho menor hoy en día, por lo que hay menos publicidad. Pero, y aquí es donde entra mi queja y mi crítica hacia los 'influencers', es que ya que no hay una legislación que dicte que puedes publicitar en tu perfil, sobre todo en cuentas que tienen miles de seguidores, hagamos un buen uso de ellas, y promocionemos hábitos de vida saludables, dejando de lado las marcas, productos y empresas que ya nos tienen mucha ventaja. Pero no es fácil, el dinero es el dinero...

Quizás si se 'meten hasta la cocina' y se les hace partícipes de las recetas les sea más fácil optar por la comida sana. ¿Alguna receta para iniciar a los 'peques' en la cocina?

– ¡Sin duda! No hace falta ni receta. Ponles a pelar fruta y verdura, a lavarla, cortarla, amasar pan, hacer un sofrito, decidir el menú en casa, comprar en el mercado... Ya con eso hacemos mucho.

Volvemos a la primera pregunta, pero la aplicamos ahora al 'chef de casa': ¿Es compatible cocinar y comer sano (buenas materias primas en lugar de precocinados, dedicar tiempo a las recetas, diseñar un buen menú semanal…) con el ritmo de vida que llevamos?

–Es igual de compatible, fácil y sobre todo económico, comer y cocinar bien.

 

Fotos

Vídeos