El moderno salón de Reca Campus, punto de encuentro en el PTS. / Alfredo Aguilar

Reca: gastronomía en la Granada del nuevo milenio

En la zona de expansión de la capital del siglo XXI, en el corazón del PTS, justamente hoy cumple su primer aniversario el restaurante Reca Campus, un espacio amplio, diáfano y polivalente cuya decoración minimalista es un placer para los sentidos

JESÚS LENS Granada

Sus enormes cristaleras, con orientación sur, absorben luz a raudales. Las paredes de ladrillo visto, altísimas, acogen cuadros seleccionados de Mike Ocete, uno de los socios de Reca-Campus y artífice de una decoración que nos hace pensar en los locales más vanguardistas de Nueva York.

Sobre la larguísima barra, eso sí, veremos desfilar platos de la cocina mediterránea más tradicional, reinventados por el talento creativo del otro socio de esta pionera aventura, Miguel Moyano, heredero de una larga estirpe vinculada a la hostelería. Buena prueba de ello es el suculento y sabroso rabo de toro al estilo cordobés, preparado según la receta de Ricardo Moyano, tío de Miguel y antiguo jefe de cocina del hotel Alhambra Palace. O los Lingotes de Atún con crujiente de maíz –los quicos de toda la vida– espolvoreado sobre la roja carne del pescado, dándole un toque canalla, gamberro, fresco y divertido.

En Reca Campus todo es un excitante maridaje de arte y creatividad. Como el cuadro de Mike que preside una de sus paredes, « Paseo con la Negra Flor«, un homenaje a Radio Futura y a las Ramblas de Barcelona, usado como motivo pictórico para las primeras cartas del local y cuya popularidad desembocó… ¡en la continua y misteriosa desaparición de las cartas!

A lo largo de su primer año de existencia, Reca Campus –heredero del mítico Reca de la plaza de la Trinidad, famoso por sus frituras– ya se ha hecho con una clientela fiel, tanto de vecinos del barrio como del personal del hospital del PTS. Y, desde que funciona el Metro –la parada de Avda. de Dílar está muy cerca del local– cada vez recibe a más gastronómadas provenientes de Armilla y de otros barrios de Granada, relajados y despreocupados al no tener que conducir.

La carta, no muy extensa, pero variada y para todos los gustos, cuenta con ensaladas, carnes, pescados y amplia oferta de los populares huevos rotos. Una carta que consta de una selección fija de platos a la que, cada semana, se añaden cinco propuestas diferentes y variables, de acuerdo con los productos de temporada. Para estos días, por ejemplo, Miguel Moyano y Rosa Cortés, otro de los miembros imprescindibles del equipo creativo de Reca Campus, recomiendan calurosamente las alcachofas salteadas con jamón y cebolleta.

Imprescindible probar la espectacular ensalada tricolor, con una base de lombarda macerada con canela, pimiento y guacamole; y un sorprendente –e inédito por estos lares– bacalao gratinado con un suave alioli de membrillo.

¿Y de postre? ¡ Nada menos que una cuidada selección de las míticas Tartas Cristina, servidas cada día! De tan ligeras, cualquiera diría que ni siquiera engordan…

Abierto en horario ininterrumpido desde las ocho de la mañana, para disfrutar de sus tranquilos y abundantes desayunos –ojo a las tostadas de aguacate– hasta la madrugada, Reca Campus también sirve menús del día, a 9,90 euros, con tres propuestas para primeros platos, tres para segundos, bebida y postre, de lunes a jueves.

Y un detalle imprescindible: sus mesas móviles, que están a la altura de una mesa convencional, para comer sentados, pero que, a la hora del tapeo, se elevan hasta la altura de la barra, a modo de mesa alta sobre la que disfrutar de tapas y raciones más informales, pero igualmente deliciosas.

Volvamos al continente: 18 metros de luminosa cristalera dan paso a una barra de níveo mármol veteado de Macael, especialmente diseñada y tallada para Reca Campus, convertida en pieza angular del local. Por encima, Mike Ocete ha colocado una laberíntica y sugerente estructura de madera, ligera, aérea, serpenteante y minimalista. Y es que hablamos de un local con materiales especialmente diseñados para absorber el sonido, por lo que será bien acogido por los amantes de la conversación tranquila y sosegada.

Además, Reca Campus aspira a convertirse en espacio cultural y expositivo, para insuflar vida artística al barrio. De momento, Miguel, Mike y Rosa están trabajando con Santiago Collado para inaugurar una primera exposición colectiva. ¡Permanezcan atentos a su periódico!