«Vendemos experiencias en torno al café que no entienden de idiomas»