El refectorio

Carré de cordero lechal, de Ruta del Veleta

SERGIO GONZÁLEZ HUESO Granada

En la Ruta del Veleta no son muy indulgentes con los hijos de las ovejas. En esta santa casa se asan por servicio decenas de paletillas, piernas o costillares de estos animales sin destetar. Comida infanticida que hace a la clientela aplaudir con las orejas. Un cordero lechal al horno son garantías, un terreno seguro sobre el que pisar sin miedo. Y el costillar (o carré), un fenómeno popular enorme como el disco ese de C. Tangana, pero sin el coñazo de tener que aguantar a sus grupis. Aquí los fans no son pesados, solo se abandonan ante la extrema delicadeza de una carne en estado de paz.

El responsable de todo esto es el temperamento de un horno bueno, pues logra también arrebatarle al cordero sus inclinaciones naturales: ese excesivo sabor a «lana y vejez» que tanto horripilaba al payés más famoso del Ampurdán. Trinchado en mesa con maestría por camareros con oficio y acompañado por una pieza de boniato, en la Ruta se puede uno apoltronar a gusto y disfrutar de un plato para hedonistas rollo Juan Carlos I, rey emérito de todos los españoles y, por ende, de la buena vida.

En datos

  • Ingredientes principales Costillar de cordero lechal, mezcla de hierbas aromáticas, sal, boniato

  • Precio del plato 66 € dos personas

  • Restaurante Ruta del Veleta

  • Dirección Av. de la Sierra Nevada, 146, 18190 Cenes de la Vega, Granada

  • Menú degustación 71,50 € y maridado con cinco vinos 110 €

  • Carta 60/infinito € pax

  • Tips Sitio especial para celebraciones, terraza ideal para cenas de verano, mejor reservar.