Borrar
Una Alhambra con... Alessandro Pucci | Arquitecto y diseñador

«La cocina de aprovechamiento es esencial»

Su empresa, Resilient Design, está especializada en la economía circular. Italiano radicado en Granada desde 2007, Alessandro Pucci es un activista culinario

Jesús Lens

Granada

Jueves, 2 de febrero 2023

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Quedamos en el Provincias, al que define como «una extensión de mi casa». Alessandro Pucci viene cargado de libros sobre economía circular, uno monumental sobre la cocina napolitana y una extraña caja cuyo contenido desvelará después. Tras saludar cariñosamente y con afecto sincero a los hermanos Raúl y Jorge Romero y a los patriarcas de la familia, comienza una charla en la que se repetirán dos expresiones de forma recurrente, casi a modo de mantra: economía circular y cocina de aprovechamiento.

–¿Por qué, el Provincias?

–Fue uno de los primeros bares a los que vine hace 16 años, cuando llegué a Granada de Erasmus. Me pusieron unos callos, una ensaladilla rusa... Me encanta su atmósfera, su comida y su gente. Las fotografías flamencas de las paredes. Hay bocados que son de estrella Michelin, pero mejor que no se la den y siga manteniendo su autenticidad. (Risas).

–De Nápoles a Granada y aquí se quedó...

–Me enamoré de la ciudad. De la Alhambra y Sierra Nevada, del mar, la virgen de las Angustias y una cordobesa llamada Lourdes. Quiero que mi hija pueda cruzar una calle sin que la atropellen. Aquí es posible. En Nápoles no.

–¿Qué platos de la gastronomía española le gustan más?

–Los de aprovechamiento, una cocina que me parece esencial y que se está recuperando, aunque nunca debió perderse. Las croquetas que se hacen con el pollo del día anterior, o las de morcilla que son espectaculares. He estado comiendo con mi amigo Carmelo Conna, otro italiano en Granada, y hemos recordado que nuestras cocinas, española e italiana, nacen del hambre. Su creatividad viene de la escasez de materias primas. Como los arancini, bolas de arroz empanado con un ragú. La misma filosofía.

–Su empresa Resilient Design está especializada en economía circular...

–Eso es. Es la mejor fórmula para aprovechar los recursos, recuperar cosas que se iban a tirar, y que la riqueza se quede en la tierra. El concepto de basura llegó con la primera revolución industrial, con el plástico, el aluminio y otros productos así. Es necesario cobrar conciencia de que a este ritmo habrá más plásticos que peces en el mar. Hay que actuar y recordar que el mejor residuo es el que no se genera.

Menú Degustación

  • Un ingrediente. Albahaca

  • Un plato de la infancia. Pasta aglio e olio del abuelo

  • Una tapa para abrir boca. Callos, albóndigas y croquetas

  • Una cocina internacional. Pad Thai tailandés y wok

  • Dulce favorito. Cuajada de carnaval

–¿Defiende por tanto el km.0, el producto de cercanía y la compra a granel?

–Absolutamente. Son riqueza para la comunidad, se reduce la huella de carbono y se generan menos residuos. Mi empresa está en la calle Cruz, donde hay muchos comercios y emprendedores que practican la economía circular. Los empresarios, también los grandes, lo han entendido y presentan triple balance: económico, social y medioambiental.

–Usa las botella de la Alhambra 1925 como objeto artístico...

–Son las únicas no retornables y estoy trabajando en una línea que las convierte en lámparas. Se trata de una botella muy bien hecha, monomatérica, sin etiqueta. Servirán como reflexión sobre el uso de estos materiales.

–Trae usted un monumental libro de recetas. ¿Cocina italiana?

–¡Napolitana! Se trata de un libro clásico que todos los aficionados napolitanos a la cocina tienen en su casa. Este ejemplar es un regalo de mi madre, uno de los más bonitos que me ha hecho. 700 páginas con recetas, el origen de los platos y una descripción gráfica, dibujados a mano, de cómo son. Por ejemplo, la famosa pizza Margarita en honor a la reina de ese nombre que visitó la ciudad. Se hace con tomates San Marzano, mozzarella, albahaca, sal y aceite de oliva.

–¿Algún restaurante que le guste especialmente?

–Me voy a Córdoba. Mi amiga Genoveva me invitó a ReComiendo, de Periko Ortega y me encantaron la arquitectura y el diseño. Y una carta basada en la tradición, pero desde una óptica contemporánea. Me recordó al trabajo arquitectónico de Jiménez Torrecillas y su tratamiento de la luz o a la poesía de Luis García Montero dedicada a Almudena Grandes.

–¿Y en Granada?

–Sitios del Albaicín como Panadería María y sus pastelas morunas, El Ladrillo y los caracoles de Paquito en el Aliatar.

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Noticia patrocinada

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios