El cocinero Diego Guerrero. / IDEAL

Gastronomía El cocinero Diego Guerrero, premio Luis Oruezábal 2022

Reconocido con dos estrellas Michelin, su restaurante madrileño DSTAgE es referente por su desbordante creatividad y por ofrecer una cocina que transmite sensaciones

JESÚS LENS

El libro que desgrana la filosofía de Diego Guerrero se titula 'Irreductible', una palabra que define a la perfección el carácter inconformista de un cocinero valiente, creativo y único. El propietario y chef del restaurante madrileño DSTAgE, reconocido con dos estrellas Michelin, es el premio Luis Oruezábal 2022, galardón que se le entregará el próximo jueves en el restaurante Chikito, en el transcurso de una cena muy especial.

Nacido en Vitoria en el año 1975, Diego Guerrero comenzó a trabajar desde muy joven a la vez que se matriculó en Cocina en el Instituto Vasco de Nuevas Carreras, en Zabalburu, donde se graduó con matrícula de honor. Se formó con prestigiosos cocineros como Martín Berasategui y a los 23 años se hizo cargo del restaurante El Refor de Amurrio.

Entre 2002 y 2003 se trasladó a Madrid para ponerse al frente de la cocina de Club Allard, establecimiento al que imprimió su sello personal con una cocina que combinaba platos tradicionales y de la cocina vasca con otros más vanguardistas. La primera estrella Michelin se le concedió en 2007 y la segunda en 2010.

Y así llegamos al año 2014. Haciendo honor a ese concepto de irreductible, siempre buscando nuevos caminos, Diego Guerrero le dio un nuevo giro a su carrera para abrir su DSTAgE en el barrio madrileño de las Salesas. El nombre del establecimiento es un acrónimo de 'Days to smell, taste, amaze, grow y enjoy'. O lo que traducido quiere decir: Días para oler, saborear, maravillarse, crecer y divertirse. Además, es una palabra que también alude al concepto de escenario, algo que tiene mucho que ver con la forma de entender el oficio que tiene Guerrero. Una cocina en directo que se ejecuta a los ojos del comensal, para que el disfrute de la experiencia gastronómica sea total. Como si cada servicio fuera un concierto y los platos, las canciones. Dos performances diarias, a mediodía y por la noche, siempre diferentes y exclusivas con el objetivo de transmitir sensaciones a los comensales.

En apenas unos meses, DSTAgE consiguió su primera estrella Michelin, en 2014. Y la segunda no tardaría en llegar: Diego Guerrero la logró en 2016, con un negocio que ha ido creciendo a lo largo de los años.

Muy cerca de la casa madre abrió DSPEAK, con una cocina a la carta más accesible, que cambia con la temporada, y DPickle Room, especializado en coctelería y snacks. Y, por último, también está Dspot, el estudio creativo de un cocinero aficionado a las Bellas Artes y a cualquier forma de expresión artística.

Reconocido con la edición 2022 del premio Luis Oruezábal, Diego Guerrero se suma a una nómina que incluye a otros cocineros como Martín Berasategui, David de Jorge, Paolo Casagrande, Paco Morales y Carmen Ruscalleda y al enólogo Antonio Flores, el más reciente.

La entrega del premio se hará el próximo jueves 3 de noviembre en el Restaurante Chikito, en el transcurso de una cena muy especial que contará con la presencia del galardonado, la familia de Luis Oruezábal y representantes del mundo de la gastronomía. Para reservas: 958223364.