Tartar de habas y morcilla, un plato de premio

Tartar de habas con morcilla, gran vencendor del concurso./ R.I.
Tartar de habas con morcilla, gran vencendor del concurso. / R.I.

La XXIII edición del Concurso del Haba Verde reúne al mundo gastronómico granadino entorno a un producto fetiche

Tatiana Merino
TATIANA MERINOGranada

La tradicional cita con una de las verduras claves de la huerta granadina, el haba verde, que organiza la asociación empresarial REGAMAN, tubo lugar en el Hotel Huerta del Laurel de Monachil el pasado jueves. Un elenco de entendidos y amantes de la huerta compusieron el jurado de este concurso, entre los cuales se encontraban el alcalde de Huétor Vega, Mariano Molina del Paso; el vicedirector de la escuela de hostelería Hurtado de Mendoza, José Amo; el profesor de cocina Claudio Gómez; la secretaria de la Asociación de Sumilleres de Granada, Montse Mengíbar; el cocinero Álvaro Arriaga; Miguel Pedraza de La Ruta del Veleta o Antonio Campos, presidente de la Asociación de Comercio e Industria de Loja.

Siete fueron los establecimientos que presentaron sus propuestas culinarias basándose, como ingrediente principal, en el haba verde. El restaurante El Guerra de Huétor Vega fue el primero en presentar su plato, una ensalada de primavera con habitas tiernas, cebolletas, espárragos naturales, corazones de alcachofas, tomatitos cherry, huevo duro y salchichón ibérico de cerdo. El Lucero, vecino de la localidad hueteña, elaboró un 'vol-au-vent' de habitas tiernas con pimiento y jamón con claro un guiño a la cocina francesa. Desde el restaurante El Cortijo llegaban unas habas con choco, huevo escalfado, crujiente de jamón, dados de pimiento rojo y chupachups de tinta de calamar, que representaban la cocina tradicional a través de la mirada actual de su jefe de cocina. La fusión entre la cocina granadina y la catalana vino de la mano de la Taberna La Guardilla de Monachil, que presentó habas de canutillo fritas, con calçots, huevos de codorniz y jamón crujiente.

(Arriba) Ensalada de primavera. (Abajo) Cazuela de habas verdes y habas de canutillo con calçots. / R.I.

Sin embargo fueron la cazuela de habas verdes con tortitas de bacalao, alcachofas y arroz del Hotel Los Cerezos, y cremoso y crujiente de bacalao con habitas tiernas de el Hotel Rural Huerta del Laurel los que se alzaron con el tercer y segundo premio. El gran vencedor fue el falso tartar de habas y morcilla que elaboró el monachileño Hotel Granada Palace. Tras la deliberación del jurado y la entrega de premios, amigos, familiares y profesionales del sector degustaron los platos presentados, entre confidencias y animados corrillos.