Borrar
Jorge Ruiz detalla enLa Madraza pautas de alimentación y deporte para la vuelta de verano Miranda García
Una Alhambra con... | Jorge Ruiz, exdeportista profesional

«Para estar en forma hay que comer bien»

Licenciado en Educación Física y exdeportista profesional, Jorge Ruiz reivindica una alimentación sana y hacer deporte una vez a la semana

Jesús Lens

Granada

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 1 de septiembre 2023, 00:08

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Se ha terminado agosto y lo más probable es que hayamos abusado de las comidas y bebidas menos saludables. ¿Y el deporte? Aunque siempre pensamos que el verano es propicio para hacer ejercicio, aprovechando la luz y el tiempo libre, es posible que para una inmensa mayoría se haya quedado en el baúl de las buenas intenciones. Con septiembre llega un nuevo catálogo de propósitos. Entre ellos, comer mejor y, efectivamente, ponernos en forma. Para hablar de todo ello quedamos con Jorge Ruiz en La Madraza, donde sus proverbiales 'albondigones' o las tortillitas de camarones nos desafían.

–¿Por qué, La Madraza?

–Porque queda cerca de mi lugar de trabajo, en la zona de Palacio de Deportes, y por sus albóndigas, un bocado que me encanta.

–¿Cómo es el trabajo de un entrenador personal?

–Hay que diferenciar el trabajo con profesionales del que hago con la gente 'normal' que busca cuidarse. Con esquiadores como Martín Morales o Laia Sellés o con el parapentista MarceloSánchez planifico muchas sesiones de resistencia. Desde hace 25 años, sin embargo, y de cara al aficionado, trabajo individualmente en una sesión semanal, algo que aún no está muy extendido y que recomiendo con convencimiento.

–¿No es poco, entrenar sólo un día a la semana?

–Créeme que no. Hablamos de 52 días al año. La mayor parte de la gente no entrena ese número de días, entre compromisos, el tiempo, las lesiones y las circunstancias de cada uno. Ten en cuenta que es una hora a la semana con control de la progresión y trabajo adaptado a las circunstancias y necesidades de cada persona. Bien supervisado. Los entrenamientos aleatorios no tienen ese mismo efecto en el cuerpo, que muchas veces no se hacen correctamente.

–Insisto: ¿de verdad se puede estar en forma con un día de entrenamiento?

–¡Que sí! (Risas). Ten en cuenta, además, que si entrenas mucho, cuando paras, la forma se pierde mucho más rápido que cuando concentras un entrenamiento de calidad un día a la semana. Y a medida que nos hacemos mayores, resulta mucho más difícil recuperarla. Cuando terminé mi etapa como deportista profesional tuve que suplir las horas de entrenamiento y cogí malos hábitos. Los desterré mejorando la alimentación e incluyendo buenos hábitos socio-culturales: cine, lectura, reuniones y tertulias, etc.

–¿Qué papel desempeña la alimentación a la hora de estar en forma?

–Capital. Para estar en forma hay comer bien y controlar la cantidad. Conozco a gente que dice hacer deporte para hincharse de comer y beber. Yo mismo lo hacía cuando practicaba triatlón. Me comía yo solo el arroz de dos personas. No es sano y disfruto mucho más ahora de la comida, sin esos atracones. Con la bebida, lo mismo. Una cerveza sirve para hidratarse después de hacer deporte, pero no hay que abusar.

–¿Plantea pautas alimenticias a sus clientes?

–Cuando tienen necesidades especiales, les pongo en contacto con un nutricionista de confianza y trabajamos de la mano, para que los entrenamientos consigan los mejores resultados. Si no, las pautas nutricionales habituales: proteínas y muchas legumbres. Fruta y verdura.

–¿Cree en la paleodieta?

–Puede funcionar, sí. Pero sin extremismos. Lo recomendable es la disciplina, tener buenos hábitos alimenticios y que la excepción sea descuidarse.

–¿Y los ayunos intermitentes?

–Al generar un nuevo hábito, el cuerpo se adapta y responde, sobre todo en los más jóvenes. Cuanto más mayores somos, sin embargo, es más complicado que tenga efectos perdurables, que el metabolismo es más lento. Y siempre está el riesgo de los efectos rebote inherentes a las dietas. Si alguien se plantea hacerlo, que sea bajo supervisión médica, con un dietista profesional.

–¿Por dónde le gusta salir?

–En Granada, al Oliver, al Carmela y al Pepe Quiles. En Sierra Nevada, el Tito Luigi. Y tengo que recomendar las cafeterías 'Artesanos de Granada'... ¡no solo porque sean de mi yerno! (Risas). Hay ya cuatro en Granada y están muy bien. Unos dulces exquisitos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios