Ismanel Delgado, chef del Portal, elaborando su propuesta en las cocinas de Granada Gourmet / Ruth Callejón

Portal y El Bajo i Frescor y sabor en una receta perfecta para replicar en casa

El chef Ismael Delgado ofreció una elaboración con jurel, tomate, caballa y aguacate durante uno de los talleres de cocinado con productos de Sabor Granada

ALBERTO FLORES

En ocasiones para preparar un gran plato no hace falta disponer de ingredientes excesivamente caros ni utilizar técnicas de cocinado demasiado complejas. También es posible elaborar recetas sencillas y con productos frescos al alcance de todos los bolsillos con los que triunfar ante prácticamente cualquier comensal. Eso es lo que demostró durante su participación en los talleres del Congreso Granada Gourmet 2021 el chef Ismael Delgado, del Portal y El Bajo i.

Porque si algo tiene Granada son productos frescos y de primera calidad que permiten elaborar recetas de todo tipo, desde las más ricas y simples hasta las innovadoras y llenas de técnicas. «Es una propuesta perfecta porque es sencilla y rica. Al jurel y la caballa no se les da mucha importancia porque son baratos pero si están bien elaborados se revalorizan», explicó Ismael Delgado, que inicio el cocinado con posiblemente la parte más importante de esta receta: limpiar bien el jurel. Para ello le quitó la primera piel y lo limpió a la perfección con mucho cuidado para que su aspecto fuera impecable. «Debemos tener mucho cuidado para no perder producto al limpiarlo, si lo limpiamos bien la receta gana mucho», añadió.

Con el jurel preparado por completo, pasó a dejar listos el resto de ingredientes del plato, que eran el tomate y el aguacate. El tomate, de la variedad Mar Azul, lo cortó en pequeños trozos irregulares, sin buscar la perfección y simetría en ellos. Un tipo de tomate que destaca por su sabor, diferente al del típico tomate, que acompañó con un poco de aguacate. En el caso de este último, recomendó pelar para hervir a continuación durante unos 30 segundos y dejar después en agua con hielo, lo que evitará su oxidación y permitirá que mantenga su color verde tan característico. Mezcló ambos productos y los aliñó con un poco de sal y aceite.

Resultado final / R.C

Con la sartén al fuego cocino los jureles por el lado de la piel hasta alcanzar el punto deseado, que recomendó que no fuera demasiado para que el producto no perdiera su jugosidad y pudiese quedar demasiado seco. Una vez preparados todos los ingredientes, Ismael procedió a emplatar la receta. Algo que comenzó colocando el aguacate y el tomate como base para finalizar con el jurel, ya cocinado, justo por encima de esos deliciosos productos con acento granadino.