Destinos con sabor

¿Granadas de Granada?

PABLO AMATE

Recuerden aquel escuálido granado plantado en el céntrico punto urbano granadino de Puerta Real. Las mejores 'púnica granatum' no se cultivan aquí. El granado está avalado por la FAO, Naciones Unidas, como cultivo emergente y de desarrollo, alternativa a otros cultivos establecidos ya en el mundo como plantación resistente a 'malos' suelos y pocas aguas. El tercero detrás de la palmera y el olivo y como 'superfruta' saludable. Ya tenía que haber alguien espabilado que lo hubiese tenido en cuenta. Y lo descubro en Novelda, Toni Álvarez, dueño de Granalma. Lo vi por casualidad en internet.

Viviendo en Jerusalén

Me viene a la memoria mi estancia en Israel. Tel-Aviv es moderno. Jerusalén, a pesar de todo, mantiene su casco antiguo y muchas tradiciones. Al estar más de un mes catando aceites, hasta del Monte de los Olivos, y probando variados vinos, como el de granada y el zumo que venden en incontables puestos callejeros, aprendí por callejones empedrados, estrechos, los efluvios de una panadería angosta que elabora panes sin leudar y dulces sefardíes. Y ver tantas creencias juntas, sin enfrentamiento.

Medición de niveles Bovis

Como indica el agricultor, «una de las virtudes por las que se puede diferenciar del propio mercado es su nivel vibracional en Bovis». En Granalma, su dueño y agricultor Toni, se formó en el ámbito de la meditación durante 12 años, instructor y Maestro Reiki, que ayuda en el proceso de cultivo partiendo de las bases del reiki. Él indica cómo podemos empezar a medir la energía, y hacer una comparación que puede llegar a ser el nivel vibracional de una granada convencional, con una granada ecológica y con una granada Granalma. Destaca que, sus granadas llegan incluso a los 80.000 Bovis.

Atrapó mi atención

Descubrir las rubicundas granadas me remite a Granalma «un fruto no sólo debe alimentarnos, sino que, como esta empresa dice, también debe ayudar a elevarnos. La energía nos aporta vida, y por ello dan tanta importancia a elevar la vibración de sus granadas». Tener unos hábitos sanos dentro de nuestra rutina y consumir alimentos que nos aportan la vitalidad que el ser humano necesita. El secreto del bienestar. Granalma trabaja con variedades de granadas. Las más relevantes son la Mollar y las Wonderful. Únicas con certificación Demeter en España. «Siguen un método de cultivo biodinámico, sus campos reciben una sesión semanal de energía reiki, elevan la vibración del agua de sus cultivos, y trabajan la conciencia del presente y hacen uso de propios pesticidas y abonos 100% naturales, entre otros factores. ¿El resultado? Unas granadas cultivadas mediante un proceso de cultivo único y un producto de gran calidad». Ya saben. Están buenas y yo no las vendo. Cuídense.