Ángel López Carreño explica la relación entre música y gastronomía en 'El Padrino'. / ramón l. pérez

Una Alhambra con Ángel López Carreño, director de la Banda Municipal de música

«Hago muy bien las paellas originales»

Buen cocinero, le gusta ver programas de cocina, pero no los concursos, que le estresan. Amante de la comida tradicional, le encanta la fruta y una buena carne

Jesús Lens
JESÚS LENS Granada

Llega vestido de negro riguroso. Viene de dirigir a la Banda Municipal de Música en un acto institucional y está con los preparativos de los siguientes conciertos.Entre ellos, uno muy especial de homenaje a 'El Padrino' en su 50 aniversario. Será en La Chumbera el jueves 17 de noviembre, por la tarde, en colaboración con el festival Granada Noir. Hemos quedado en el 4U Hostel, que ya acogió una representación de la famosa saga de Coppola hace unos años.

–¿En qué consistirá ese concierto?

–Habrá temas de El Padrino y de otros clásicos del cine policíaco como 'Los intocables de Elliot Ness', con la prohibición de beber alcohol como eje central de la trama, durante la Ley Seca, o 'Érase una vez en América', cuyo protagonista se llamaba Noodles, como los famosos fideos chinos.

–Todo nos lleva a la gastronomía...

–Sí. Como la mítica secuencia de 'El Padrino' en que Clemenza enseña a Michael Corleone a preparar unas ricas albóndigas mientras le da consejos sobre como matar a un mafioso rival.

–¿Le gusta la cocina italiana?

–Mucho. Es una cocina que nunca defrauda. Siempre se puede disfrutar de un buen plato de pasta, por ejemplo.En Granada, me gusta mucho Altamura.

–Famosa también por sus buenas carnes...

–Que también gustan mucho. Cuando salgo a comer fuera es lo que suelo pedir. Por ejemplo, en Poetas Andaluces, que es uno de los sitios habituales de celebración para la banda Municipal de Música. Tengo pendiente el Asador de Castilla, que todo el mundo habla maravillas de él. Soy clásico a la hora de comer fuera, aunque también me gusta probar cocinas diferentes, como la tailandesa, que me gusta mucho.

–¿Y cocina más vanguardista?

–No la busco por iniciativa propia, pero me dejo aconsejar y llevar. Estoy abierto a probar cocinas de todo tipo.

–¿Es usted 'cocinicas'?

–Mucho. Me gusta ver programas de cocina y estar atento a las recetas de un clásico como Karlos Arguiñano. Los concursos, sin embargo, no me gustan tanto, que me estresan. Debo decir que no se me da mal la cocina. En casa cocino yo. Muchos platos de cuchareo y, aunque esté mal que yo lo digo, me salen muy bien las paellas.

–¿Paellas o arroz con cosas?

–La paella original, que tengo familia valenciana y aprendí a prepararla en El Palmar, en plena Albufera. Solo lleva pollo y conejo, aunque el conejo lo evito, que no le gusta a mis hijas; y habichuelas verdes planas, la blanca pequeña y el Garrafón, la habichuela más gorda. Esos eran los ingredientes que tenían allí. y el azafrán, claro, y tomate para el sofrito, pero sin cenbolla para no ablandar el arroz. Me gusta tanto el arroz que tengo paellas de diferentes tamaños, para cualquier ocasión. Y también hago otros arroces, claro.

–¿Hay buenos arroces en Granada?

–El de Arrozante es fantástico, pero reconozco que no me arrieso a pedirlos por ahí fuera, que para el arroz soy muy 'joío'.

–¿Hace usted la compra?

–Sí. La grande, en el supermercado. Como vivo en Santa Fe, eso sí, la carne la compro en Hermanos Corrales, el pescado en Pescadería Manolito y la fruta en la Frutería Manolillo.

–¿Son muy de terceros tiempos, al terminar los conciertos?

–Bastante. Como somos muchos, nos dividimos en grupos, eso sí. Estas semanas, cuando hemos tocado en la plaza de las Pasiegas, hemos aprovechado para ir al Oliver y pedir su ensaladilla rusa.

–¿Le gusta la dimensión gastronómica de los viajes?

–¡Siempre! En España, elPaís Vasco y Galicia son un lujo. Me encanta la cocina tradicional vasca. Nunca olvidaré mi paso por el Asador Donostiarra. La tortilla de Betanzos, tan jugosa o el pulpo a feira de Coruña. Por cierto que, aunque me la como, no creo que la tortilla necesite la cebolla.

–¿Y en el extranjero?

–Un viaje reciente a Portugal donde en una bodega de Oporto, en la orilla del río, hacían interpretaciones de órgano en vivo mientras probábamos un vino y buñuelos de bacalao. Una maravillosa experiencia.

Menú Degustación

  • Un ingrediente. El ajo

  • Un plato de la infancia. Las croquetas de mi madre

  • Una tapa para abrir boca. Berenjenas fritas

  • Una cocina internacional. Italiana

  • Dulce favorito. Arroz con leche