Borrar
Hinojo, para dietas de adelgazamiento

Hinojo, para dietas de adelgazamiento

Ideal para estas semanas, reduce la hinchazón del estómago, combate las siempre molestas flatulencias y es muy rico en fibra

Jesús Lens

Granada

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 9 de febrero 2024, 00:02

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Seguimos una semana más empeñados en meter el cuerpo en cintura. Al menos, en la misma cintura que teníamos antes de la llegada de diciembre. O parecida. Hoy vamos a recomendar el hinojo de la mano de la Fundación Española de la Nutrición, para la que es un ingrediente que resulta «muy útil para quienes siguen dietas de adelgazamiento, pues acelera la digestión de los alimentos grasos».

Por si eso fuera poco, y siempre en línea con la cuestión de la dieta y el adelgazamiento, esta modalidad de plata herbácea de la familia de las apiáceas aporta fibra a la vez que evita las flatulencias, por lo que está muy indicada para las personas que padecen estreñimiento. Y también tiene efectos diuréticos, por lo que se vende en herboristerías (de las semillas se obtienen aceites esenciales muy utilizados) y se recomienda usar la raíz fresca de la planta, una o dos cucharaditas, en un vaso de agua al terminar las comidas. Y, para terminar con esta parte de las propiedades del hinojo, combate los dolores de tripa y la hinchazón abdominal. Si se añade en infusiones de otras plantas como la menta, el poleo o la manzanilla, sus efectos se ven potenciados.

Además de aportar escasas calorías y muy pocas grasas, el hinojo también suma vitamina C, que para esta época en que estamos resulta una aliada imprescindible contra resfriados, enfriamientos, etc. Otros minerales que nos da el hinojo: calcio, hierro, magnesio, fósforo y, sobre todo, potasio.

En India también se usa por otras 'cualidades' médicas, dado que se considera que es afrodisíaco.

Cocinas regionales

Al aportar aromas anisados, los matices del hinojo resultan muy perceptibles. En comarcas andaluzas como La Alpujarra o pueblos como Jerez de la Frontera, el puchero de hinojos es un clásico durante los fríos inviernos. Además, la gastronomía española tira de él a la hora de hacer encurtidos y aliños varios, por ejemplo, en las aceitunas. En culturas gastronómicas como la de India forma parte esencial de su proverbial curry. Igualmente es muy usado en Marruecos, en los tajines. En Francia, forma parte esencial de la muy apreciada cocina occitana.

Antiguo forraje

En latín, al hinojo se le conoce como Foeniculum vulgare, haciendo referencia al heno (foenum) tanto por el aroma tan particular de la planta como porque en su momento se usó para forraje. Lo de 'vulgare' es porque se da en muchos sitios, no lo consideremos como algo despectivo. Aparece citado en fuentes egipcias desde hace más de 3000 años, ya en clave medicinal, como remedio para las digestiones complicadas. No es de extrañar que Carlomagno emitiera una orden mandando cultivarlo por doquier.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios