Santiago Salgueiro en uno de los establecimientos de La Pepita Burger. / Ideal

El hostelero que lleva la hamburguesa a la excelencia en Granada

Santiago Salgueiro es fundador de La Pepita Burger, una cadena de restaurantes especializada en hamburguesas premium

ALBERTO FLORES Granada

Aunque siempre suela asociarse a las hamburguesas con la comida rápida y de mala calidad, durante los últimos años el concepto de hamburguesa gourmet ha ido ganando cada vez más fuerza. Tanta que cada vez es más frecuente encontrar a establecimientos que centran toda su carta en ella. Uno de los pioneros en hacerlo en España fue La Pepita Burger, una cadena especializada en hamburguesas premium que fue fundada en 2012 por Santiago Salgueiro. Primero abrió un restaurante en Vigo, su tierra natal, y con el paso de los años su presencia ha aumentado desarrollándose por todo el país, incluido un establecimiento en pleno centro de Granada.

«Cuando comenzamos no tenía la intención de convertirnos en una cadena, ha sido todo muy natural y ha nacido del trabajo y del cuidado que ofrecemos a nuestro producto principal, que es la hamburguesa», explica Santiago. Fue la acogida de la gente lo que le empujó a saltar a otras ciudades, porque pronto se corrió la voz de que las hamburguesas que hacían eran de una calidad superior. «El éxito fue muy grande, recuerdo que antes de abrir el local, que era muy pequeño, había ya 50 personas haciendo cola en la puerta. Así que fue ahí cuando decidimos expandirnos al resto de España».

En la actualidad cuentan ya con 24 establecimientos y, pese a ser una cadena, han mantenido intactas sus señas de identidad: «Somos diferentes porque más que una hamburguesería somos un restaurante especializado en hamburguesas premium. Ofrecemos servicio en mesa y todos los procedimientos son como los de cualquier otro restaurante». Y, como no podía ser de otra forma, el protagonista es el producto. «Nos gusta cuidarlo todo al máximo, así que todo es fresco y con productos de proximidad para poder ofrecer los mejores bocados posibles».

Una ecuación perfecta para ofrecer hamburguesas deliciosas en locales agradables, con buen servicio, música y una decoración atractiva. Y, aunque cuentan con clásicos en su carta que son fijos en su oferta como La Pepita, una hamburguesa de ternera, queso cheddar, lechuga tomate y cebolla roja en pan artesano, no paran de innovar buscando ofrecer también «algo diferente». «A lo largo del año solemos hacer dos cambios de carta, mantenemos nuestros clásicos pero otros los cambiamos para adaptarnos a la estación en la que estemos y poder ofrecer ingredientes de temporada», explica Santiago, que considera que es una forma también de ofrecer «un aliciente» a sus clientes habituales dándoles la oportunidad de probar nuevos platos y hacer que la carta «esté viva». «Nos gusta ser originales y hacer cosas diferentes», reconoce el hostelero especializado en hamburguesas.

Un cachopo con sabores del mar

Hace unas semanas una de las hamburguesas de La Pepita Burger, La Cachopina, fue premiada como la más original de todo el país en el II Campeonato de España de Hamburguesas. «Queríamos salirnos de lo normal, así que hicimos una hamburguesa muy marinera para darle una vuelta de tuerca a nuestra carta», explica Salgueiro. Algo que consiguieron con un cachopo de lubina con guacamole con algas y salsa de carabineros, una hamburguesa con sabores del mar que fue galardonada debido a su sabor y que muestra la constante innovación de la carta del establecimiento.