Óscar Fernández en una de las mesas de Pizzería Las Villas, donde se siente como en casa. pe / PEPE MARÍN

Una Alhambra con | Óscar Fernández, presidente del Covirán Granada «El menú diario de los jugadores lo hacen nutricionistas»

El presidente del CB Granada–Covirán es de gustos gastronómicos clásicos, poco dulcero, amigo de las carnes y un buen disfrutón

JESÚS LENS Granada

Quedamos para tomar esta cerveza antes de que arrancara la prometedora temporada del CB Granada–Covirán, el equipo de baloncesto de la ciudad que tan modélica trayectoria atesora. Óscar Fernández, presidente del club, estaba nervioso, con ganas de que el balón comenzara a botar. A lo largo de estos diez años ha hecho lo posible por mejorar el club en todos los aspectos. Entre ellos, la nutrición. Para eso se ha ido rodeando de buenos profesionales que no tardan en convertirse en aliados y amigos. Generoso con todos ellos, los incluye en la conversación siempre que puede. ¡Incluso cuando no puede! Si por cuestión de espacio se queda algún nombre fuera, no es culpa de Óscar, desde luego.

–¿Por qué,Las Villas?

–Porque son amigos, además de patrocinadores. De hecho, aquí comenzó todo, aquí arrancó la historia del club. La familia Nieto ha sido cómplice del proceso y aquí hemos cerrado acuerdos de patrocinio importantes. Además, es un lugar en el que se generan sinergias entre los propios patrocinadores, algo esencial para nosotros. En un viaje a Cosentino coincidió gente de Oya Abogados e Inmobiliaria 3.0 y en Las Villas cerraron su propio acuerdo de colaboración.

–Y alguna juerga que otra también habrá habido aquí.

–¡Por supuesto! Las fiestas de ascenso a EBA y a LEB Plata las celebramos aquí y traemos a comer a los chavales de la cantera o del campeonato de Andalucía. Las Villas es mitad casa, mitad oficina.

–¿Qué significa tener a un patrocinador como Covirán?

–No hay palabras para expresar lo que supone. Covirán y baloncesto son lo mismo. Mantengo una relación estupenda con José Francisco Muñoz, una sinergia especial. Vemos siempre los partidos sentados al lado y nunca podré olvidar su llamada durante la pandemia. Que daba igual si había o no público. Que estaba ahí, apoyando este proyecto. No es solo que nos haya permitido tener equipo en ACB, es que su compromiso del año pasado hizo posible que contáramos con jugadores tan importantes como Costa, Tomás o Díaz, claves en el ascenso.

–¿Quién se encarga de la alimentación de los jugadores?

–Desde hace dos años, Grupo Ibagar. Hemos profesionalizado el servicio para darles lo mejor a los jugadores, que ahora tienen una alimentación más regulada. Se volcaron tanto sus nutricionistas como los del propio equipo y ya se vio que el año pasado los jugadores estaban más fuertes.

–¿Están ellos contentos con este sistema?

–Absolutamente. Son menús personalizados a las necesidades de cada jugador y agradecen no tener que preocuparse de esta disciplina. El hospedaje y la alimentación son claves para la buena adaptación de los jugadores a la ciudad.

–¿Cómo hacen en los viajes?

–Todo de encargo al hotel donde nos alojamos. Disciplina prusiana. Además, los no jugadores que acompañamos al equipo nos adaptamos al menú y a los horarios. Sergio Sánchez, 'Pinzas', el preparador físico, es muy exigente y, por ejemplo, no permite que se coma pan hasta el segundo plato. Alguna vez, debo confesar, los acompañantes sí nos saltamos el régimen y nos damos un homenaje en algún restaurante de la ciudad que visitamos.

–¿Hay comidas de directivas en el baloncesto?

–Por lo general, no. Con algunos equipos tenemos un feeeling especial, como con Cambados, pero no es como en el fútbol.

–¿Quién se encarga del catering en el Palacio de los Deportes?

–Del institucional, el propio Covirán. Del de empresas colaboradoras, Mario's.

–¿Y qué tal la zona de restauración del entorno del Palacio?

–Este año, como ya están publicados los días y horarios de todos los partidos, será más fácil organizarse a las familias y disfrutar de la salida para ver el baloncesto.

–¿Y qué tal las cervecitas de confraternización?

–Desde Nacional tenemos la costumbre del 'pastelito', los jueves. Jugadores, técnicos, fisios y empleados lanzamos desde el centro del campo y los dos últimos en encestar pagan unas cañas o, alguna vez, hasta una barbacoa.

Menú Degustación

  • Un ingrediente. El ajo.

  • Un plato de la infancia. El gazpacho

  • Una tapa para abrir boca. Embutido y carne en salsa

  • Una cocina internacional. La paella (Risas)

  • Dulce favorito. Coulant de chocolate