Degusta Granada

Mesón Alegría, una joya gastronómica en el corazón de Granada

Tras más de veinticinco años de éxitos, este mítico restaurante continúa fiel al sabor de la cocina tradicional

La historia de Mesón Alegría es también la historia de Manolo Fernández, quien desde bien pequeño se dedica a la hostelería en Granada, trabajando con dedicación y esmero para ofrecer a los granadinos lo mejor de la cocina tradicional mediterránea. Su andadura comienza como encargado del restaurante El Zahor, aunque no tarda mucho en dirigir su primer restaurante, adquiriendo el mítico Los Moriscos en 1980, ni más ni menos que en la Plaza del Carmen. Desde entonces, el legado gastronómico de Manolo no deja de crecer.

Cuando en 1988 la sede de la Once ocupa el antiguo edificio de Los Moriscos, la familia Fernández López se traslada a Calle Navas, bajo el nombre de Taberna Las Copas, al que le suceden otros negocios como Tavares o El Burlaero.

En 1995 se inaugura Mesón Alegría en la céntrica Calle Moras y con una gran acogida por parte de los granadinos. Ya que la ciudad por fin podía presumir de contar con un auténtico asador y una amplia variedad de carnes que van desde el inigualable cordero lechal, al delicioso cerdo ibérico.

Con sólo 14 años, Mari Carmen Fernández se hizo parte activa de Mesón Alegría. Así que nadie mejor que ella podía encargarse de suceder a su padre y seguir sus pasos en el que se ha convertido en un restaurante de referencia en Granada.

La carne a la brasa, su verdadera alegría

No todos los restaurantes del centro de Granada pueden presumir de contar con dos hornos de carbón de encina y una carta tan amplia de carnes asadas y a la piedra que quitan el sentido.

Cuesta elegir un plato estrella entre tal cantidad de delicias que se preparan en estos hornos y también en las mesas del comensal, gracias a los asadores de piedra que preparan la carne en su jugo, justo al punto que desea el cliente.

Pero Mari Carmen lo tiene claro en sus recomendaciones «nuestra especialidad son las carnes a la brasa. No puedes irte sin probar las chuletillas de cordero lechal, nuestra ternera de vaca a la brasa o el chuletón a la piedra, uno de los mejores de Granada». Aunque si tiras más al mar, en Mesón Alegría también encontrarás uno de esos platos que indudablemente te hará volver: Su delicioso pulpo a la brasa, que como el resto de platos, no deja a nadie indiferente.

Sabor a Granada

Aunque la mayor parte de su clientela sea granadina, Mesón Alegría quiere dar a conocer a turistas y visitantes el auténtico sabor tradicional de Granada. Por eso como novedad, han incluido en su carta platos tan típicos de aquí como la tortilla Sacromonte, el remojón granadino, las habas con jamón y el conejo al ajillo o conejo cocinado a la brasa, que está espectacular.

Con la historia y calidad de esta cocina, sólo nos queda decir que si Granada fuese un sabor, ese sin duda sería el de Mesón Alegría; donde el mejor ambiente de la ciudad encuentra su maridaje ideal en el sabroso aroma de la carne asada.

Tal y como se despediría Manolo de todo aquel que visita sus restaurantes «Siempre queriendo, nunca olvidando».

Mesón Alegría se encuentra en Calle Moras, 4 (Granada)

Puedes reservar en el teléfono 958 04 91 71 o en su página web 'Mesonalegria.com'