Borrar
Cándida Martínez detalla en la terraza del restaurante Alarique el programa del Festival. Gustavo Bernal
Una Alhambra con | Cándida Martínez, directora del festival de música de Vélez Blanco

«La mujer estaba muy representada en la Roma antigua»

Cándida Martínez, ex consejera de Educación y primera Decana de Filosofía y Letras, es de Vélez Blanco, parte de cuyo castillo está en Nueva York

Jesús Lens

Granada

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 28 de junio 2024, 00:24

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Aprovechamos que aún no hacía mucho calor para quedar a mediodía en una de esas terrazas granadinas con vistas que son un auténtico lujo. En Alarique, el restaurante del hotel Puerta de lasGranada, te puedes tomar una cerveza, comer o cenar viendo la Torre de la Vela o, en otra de sus terrazas, la mismísima Catedral. Un privilegio, que la cocina de Ángel Garrido y su equipo también es un espectáculo. Por aquí arrancamos la charla.

–¿Conocía esta terraza?

–Sí. He venido varias veces. Como me gusta subir a pie a los conciertos del Festival de Música y Danza y de la OCG en el Auditorio, al terminar venimos de vez en cuando a tomar algo. Por cierto que menuda suerte tenemos de contar con la OCG.

–Acaba de impartir una conferencia en el Museo del Prado...

–Efectivamente. En el curso 'Una asignatura pendiente: Historia del arte y mujeres'. Mi conferencia se titula 'Cómo ocupar los espacios públicos. Representaciones de mujeres en la Roma antigua' y se puede ver en el canal de YouTube del Museo. Y es que las mujeres estaban muy representadas en los espacios públicos y en la estatutaria. Mujeres que ponían en marcha fundaciones alimentarias, por ejemplo, y a las que se lo agradecían en forma de estatua en el mismísimo Foro.

–¿Cómo ve que la mayor parte de los cocineros más famosos sean hombres?

–Pasa con la cocina, con los peluqueros, los modistos... Profesiones que han sido de las mujeres de toda la vida no han tenido visibilidad ni reconocimiento. Hasta que se incorporan los hombres. Entonces es como si elevaran el nivel, como si las prestigiaran. Que está muy bien que ellos se incorporen, pero ahora parece que para ser buen cocinero hay que ser hombre.

–Fue fundadora y dirige el Festival de Música Renacentista y Barroca de Vélez Blanco...

–¡Y cómo tantos buenos proyectos, nació tomando una cerveza! Fue hace 23 años y me acuerdo como si fuera ayer.Estábamos en la puerta de La Sociedad, por la noche, mi hermano y otros amigos. Cantábamos en el Coro y como Vélez Blanco tiene una larga tradición musical nos planteamos uno de esos «¿Y si...?». Empezamos haciendo un curso de verano y su evolución natural fue ampliarse a Festival.

–¿Nos recomienda visitar su pueblo, Vélez Blanco?

–¡Absolutamente! Por el castillo, que toda persona que viaja hacia el Levante ha visto desde la autovía. El pueblo es Conjunto Histórico-Artístico declarado por la Junta de Andalucía y como está en altura, a unos 1.100 metros, hace mucho fresco, que además hay agua en cantidad.

–¿Algún espacio gastronómico que nos recomiende?

–El Molino Casa Porchas y El Palacil. Son dos antiguos molinos de harina recuperados por sendas familias de emigrantes retornados, una de Suiza y otra de Cataluña, que aplican todo lo que aprendieron fuera. Están enclavados en lugares del pueblo con unas vistas excepcionales, se escucha el agua y se come estupendamente. Cocinan con producto de temporada, todo fresco y natural. Imprescindibles.

–¿Le pregunto por el interior del castillo?

–Estuve en Nueva York y tuve ocasión de ver el patio de nuestro castillo en el Metropolitan. ¡Me abracé a una columna! La herida se materializó y fue una gran emoción.En Vélez Blanco hemos vivido toda la vida con esa sensación de pérdida. Ahora hay un proyecto de reconstrucción de Pedro Salmerón. El Metropolitan permitió la digitalización completa de ese auténtico tesoro y participan los empresarios del mármol almerienses. El proceso consta de tres fases y está en marcha.

–¿Se hacen actividades del Festival en el castillo?

–Sí. Y contribuyen a darle realce.De hecho, cuando se cumplieron 500 años de su inauguración, en el seno del Festival organizamos unas jornadas con conferencias y mesas redondas sobre el futuro del castillo y su arquitectura que fueron muy interesantes.

–Como vecina del Albaicín, ¿le pregunto por la gentrificación?

–¡Claro! Pero para hablar de ese tema tendríamos que tomarnos otra cerveza... por lo menos.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios