El refectorio

Novillo argentino, del restaurante 'Vuelta y vuelta'

SERGIO GONZÁLEZ HUESO Granada

Un día fuiste orgullo de Hannover y hoy no eres más que un camión al que le come la herrumbre en un anejo de Fuente Vaqueros. Con lo que has sido tú, amigo mío, y te has convertido en la parte inmóvil de un paisaje lleno de vida y humo de barbacoa. H-A-N-O-M-A-G blanco que miras con tus faros ciegos, acudí a comer un día y allí te vi, en paz, o mejor dicho, en La Paz, donde quedas tú, una iglesia y un molino. Alguna casa, quizá, y también un restaurante que conoces bien. En su terraza te has hecho fuerte, como también media docena de gatos y las avispas, putas avispas, que merodean por allí para pillar algo de comer. Mi novillo argentino solo lo viste tú. Al menos de lejos.

Nos separaban una, dos y tres mesas, llenas todas de gente normal en busca de una razón para vivir en domingo. Lo mismo eran unas patatas bien fritas, que una cerveza helada o las únicas risas de una semana de mierda. El filete venía bien servido, tendrás que reconocérmelo. Era un lomo alto, poco hecho y que estaba sellado como Dios manda: vuelta y vuelta, como se llama ahora tu linda morada; inesperada posada del buen gusto, la sencillez y el trato amable. Rodeado de campo, de interior acogedor y precio accesible, qué buen retiro te has buscado, camión de triste figura, para orillar las últimas noches de tu vida.

En datos

  • Ingredientes principales Lomo alto de novilla, patatas, pimientos verdes fritos, champiñones, calabacín, tomate cherry

  • Precio del plato 19 €

  • Restaurante Vuelta y Vuelta

  • Dirección C. Luis Buñuel, 2, 18340 Fuente Vaqueros

  • Teléfono 958 94 37 91

  • Carta 25 € pax

  • Tips Terraza de sillas de plástico en el margen de una carretera transitada por gatos;interior acogedor y pequeño: mejor reservar.

  • También recomendables Patatas fritas, pulpo a la brasa, criollo...