Borrar
Pepe, metre de Picorino, junto al horno de leña P. A.
El nuevo hotel Meliá Granada y sus restaurantes

El nuevo hotel Meliá Granada y sus restaurantes

Pablo Amate

Viernes, 3 de mayo 2024, 00:04

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Quedan aún muchos clientes que fueron y vuelven a ser habituales en sus aperitivos o meriendas con tertulias en el salón bar de este mítico hotel granadino. Fue de los primeros que se establecieron en la nueva y abovedada calle Ganivet, que dio otro paisaje urbano a la antigua Manigua. Hotel siempre de referencia y confort, vuelve abrir sus puertas totalmente renovado. De arriba abajo. Y que su fachada inferior tenga otro porte, para mi gusto es acertado, al poner en la puerta dos nuevos restaurantes: Picorino, de cocina italiana; y Ola, de línea mediterránea.

Historia de la gastronomía

No todos saben que durante muchos años fue escuela de hostelería con gran prestigio y empleabilidad de todos los alumnos que aprobaban, en la propia cadena Meliá. Espectaculares eran las muestras que se hacían cada final de curso, instrucción marcada con los oficios y yantares de los años 70 al 90. Una docencia básica para poder saber, a posteriori, elaborar toda clase de fondos, salsas, parrillas, pescados, carnes y la golosa dulcería, soberana de los postres. Un experimentado profesorado ha formado a muchos chicos y chicas, hoy trabajando por España y el mundo. Hoy, el hotel y todas sus instalaciones están renovadas e incorpora otro restaurante en la terraza que solo abre al público para cenas, a partir de las 20:00 horas.

Pecorino, latino

El restaurante tiene nombre de queso famoso italiano que se produce en la isla de Cerdeña, el Sardo, Lacio y en la provincia Grosseto. En Italia hay varios tipos de locales de comidas: Osteria, como nuestras tabernas y bodegas, sirven vinos de diferentes tipos y unos pinchos a modo de tapas. Trattoria, tradicional restaurante familiar que sirve platos locales a precios accesibles. Pizzeria, un restaurante algo informal que preparan y sirven pizzas. Tavola calda, con platos guisados variados. Ristorante, establecimiento refinado con recetas elaboradas. Picorino, el nuevo restaurante con nombre de queso italiano y entrada por la calle, está en la línea media superior. Grata decoración, servicio atento y profesional, dirigido por Pepe, el metre, siempre alerta a todo.

Una carta italiana

La atmósfera es informalmente elegante y su carta presenta platos de la 'Vera cucina italiana'. Los entrantes son atractivos, igual que sus variadas ensaladas. Platos de la auténtica cocina de toda Italia, además de novedosas pizzas, son una buena oferta. Además hay dos nuevos restaurantes más en este remozado y novísimo hotel. En la misma calle oficia, de la misma cadena hotelera, un bonito local dedicado a la cocina mediterránea, con expositor de mariscos y pescados, y surtida gama de arroces y paellas. Y en la última planta del hotel, un restaurante japonés.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios