El refectorio

Pavías de bacalao con tomate, de 'El Rincón de Qrro'

SERGIO GONZÁLEZ HUESO Granada

Los bares de barrio son responsables de que reine la paz en este país. Y también de que los que se van a por tabaco para no volver, finalmente lo hagan aunque sea tarde. La cervecita en el barrio sabe mejor que cualquier otra, porque es una cervecita sin protocolo, de día entre semana, a la que uno se agarra para darle un toque de emoción burguesa a la vida. Siempre se suele ir al mismo sitio, porque un martes por la noche no se inventa: se va al grano. Aunque Alhamar me pilla lejos, allí conozco uno de estos bares en los que el dueño se sabe el nombre de sus clientes. Encima, el tío cocina con gusto.

Al Rincón de Qrro voy desde que me lo recomendó Pablo Madina, un señor que es más grande que un castillo, en todos los sentidos. En un velador o en una mesita de la terraza. Algo de carne trinchada, los huevos, el flamenquín o lo que sugieran. Por ejemplo, las pavías. Curro reboza buen bacalao y una vez frito lo corona con una salsa de tomate casera que podría ser el fermento de cualquier historia de amor. Lo mejor es que vayan, aunque solo sea a por tabaco, pues lejos de querer largarse, se quedarán en el barrio toda la vida.

En datos

  • Ingredientes principales Bacalao, tomate, harina, levadura, agua, AOVE.

  • Precio del plato Media ración 15 €

  • Restaurante El Rincón de Qrro

  • Dirección C. Mulhacén, 5, 18005 Granada

  • Carta 35 € pax

  • Tips Terracita agradable de tres mesas y dos veladores; raciones muy generosas sin opción a medias; sirven tapas caseras; buen servicio...