Borrar
Concha Llamas nos cuenta la evolución del sector turístico y hotelero en Granada. Fermín Rodríguez
Una Alhambra con | Concha Llamas, profesora de turismo

«Podemos presumir de la restauración hotelera de Granada»

Le gusta tanto la ensaladilla rusa que podría escribir una guía con las mejores de Granada. Tiene una visión optimista de la evolución del sector turístico

Jesús Lens

Granada

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 12 de abril 2024, 00:10

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la Escuela Hurtado de Mendoza también se imparten titulaciones en materia de Turismo. Concha Llamas es profesora en el Ciclo de Gestión de Alojamientos Turísticos en modalidad bilingüe, forma parte del departamento de Internacionalización y tiene una gran experiencia profesional en diversas ramas del sector.

–¿Por qué le interesó el Turismo

–Creo que me decanté por el Turismo porque huía de la monotonía. Quería dedicarme a una actividad que implicase dinamismo y posibilidad de trabajar en diferentes escenarios. Finalmente, fueron los hoteles los que me brindaron todo eso que iba buscando.

–¿Trayectoria profesional?

–Al terminar mis estudios, entré a trabajar en un hotel de la cadena Meliá de Madrid, en Reservas, y me encantaban tanto el trabajo como el horario. Al año sentí la necesidad de no acomodarme, salir de Madrid, 'ver mundo' y seguir aprendiendo. Quería ser fiel a la razón que me llevó a estudiar Turismo. Ocupé diferentes puestos en hoteles de Islas Baleares, Canarias y República Dominicana; en el desaparecido grupo Marsans. Fueron muchos años de estar con la maleta a cuestas y viviendo, en numerosas ocasiones, en el mismo hotel donde trabajaba. Llegó un día que decidí que necesitaba parar un poco, hacer un paréntesis, por lo que decidí mudarme temporalmente a Málaga y replantearme el futuro. Entonces me acordé de que había disfrutado mi paso por el departamento de formación y que quizá podría ser positivo el aportar mi experiencia al alumnado que quiere prepararse para trabajar en el sector turístico. El año siguiente lo dediqué a prepararme las oposiciones, y... ¡aquí estoy!

–¿Cansa la vida de hotel?

–Todo depende de la motivación personal. Yo suelo decir que si te pica 'el gusanillo del hotel', te imbuyes de tal manera en el día a día dentro del establecimiento que llegas a sentirlo como parte de ti. Por supuesto, si no tienes vocación de servicio al cliente puede llegar a ser agotador, ya que es un trabajo bastante exigente y con horarios difíciles de cara a la conciliación familiar.

–¿Se ha modernizado el sector en España?

–Se está adaptando bien a los cambios que se producen en la demanda. Hay una gran competencia de otro tipo de alojamientos, como los apartamentos turísticos, pero creo que el sector ha sabido analizar bien el mercado y ofertar nuevos servicios que pueden satisfacer a todo tipo de cliente.

–¿Y en Granada?

–También. Se han reformado hoteles y abierto establecimientos de 5 estrellas Gran Lujo, lo que está trayendo a nuestra ciudad nuevos segmentos de mercado que antes preferían pernoctar en otras ciudades cercanas, como Málaga. La prueba de la buena salud de que goza la hotelería granadina es su nivel de ocupación. Es una clientela, además, que deja más dinero no solo en el alojamiento, sino en los bares, restaurantes y comercios de alrededor.

–¿Evoluciona la restauración al mismo ritmo?

–Sí, se está haciendo un esfuerzo importante por estar al nivel de lo que exigen actualmente los clientes y por tener una oferta variada, adaptada a todos los gustos. También se está apostando por poner en valor la gastronomía andaluza, el producto local, de proximidad y temporada, confeccionando menús muy creativos, cuidadosamente elaborados y de una calidad exquisita. De la misma forma, se están promocionando cada vez más los vinos de Granada. ¡Un maridaje perfecto!

–¿Nos acostumbramos a comer en restaurantes de hotel?

–No ha habido costumbre, pero pienso sinceramente que eso está cambiando. Hoy en día las empresas hoteleras consideran fundamental la oferta gastronómica de sus establecimientos, no solo como una creciente fuente de ingresos, sino como elemento diferenciador frente a la competencia. Hay que tener en cuenta que se están asociando cadenas hoteleras con chefs de renombre, y eso supone un reclamo para la clientela. Actualmente podemos presumir de la restauración hotelera en nuestra ciudad. Y atención a la oferta de las terrazas, esas rooftops que en Granada combinan vistas espectaculares, una buena carta y rica coctelería.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios