El refectorio

Revuelto de habas, de restaurante Monte Vélez

SERGIO GONZÁLEZ HUESO Granada

Hay un plato que sabe a mes de mayo. Lo sirven en un restaurante de Huétor Vega que está subido en lo alto de un cerro, junto a la cuesta de las Cabras. Al lado de las calles Venus, Neptuno y Júpiter. Se llama Monte Vélez y a él suben las multitudes granadinas a alimentarse, como si fuera el Sinaí. Y como en la montaña de Moisés, también aquí está «la mejor hierba», que es la que sale de los bancales de la Vega de Granada, la tierra prometida.

Es durante el quinto mes del calendario gregoriano cuando en el campo se da una conjunción planetaria. Se trata del mejor momento, único en todo el año, en el que más y mejor se pueden consumir las estrellas de la cocina primaveral granadina: habas y alcachofas. Ambas son las Frankie y Johnny de esa receta que les referí antes. Es un revuelto grácil, esponjoso y más caudaloso que el río Ebro. Es una 'sartená' de habas tiernas, cuartos de alcachofas, jamón serrano y huevos de campo. Como se ha dicho, es comerse mayo, que es el mes del Madrid y de la Virgen María.

En datos

  • Ingredientes principales Habas, alcachofas, jamón serrano, ajos y huevos de campo.

  • Precio del plato Media ración 12,9 €

  • Restaurante Monte Vélez

  • Dirección C. Monte Vélez, 33, 18198 Huétor Vega, Granada

  • Carta 25 € pax

  • Tips Restaurante amplio con varios salones y terrazas; recomendable reservar para comer los fines de semana; raciones generosas y a buen precio.