Salvaje, sin tapujos ni etiquetas, así es la cocina de este restaurante de Granada

Su completa oferta resulta de lo más atractiva para cualquier momento del día

Como un soplo de aire fresco, cargado de diversión y de lo mejor de la gastronomía internacional. Así llegó Salvaje al centro de Granada hace ya dos años. En este tiempo, en el que han tenido que convivir con el obstáculo que ha supuesto la pandemia, esta oferta atrevida, llena de color y sabor se ha ganado ya la confianza de todos los 'disfrutones' y amantes del buen comer que han pasado por este llamativo local en busca de algo diferente.

El original proyecto nace de las ideas de varios socios que se unen para dar forma a un espacio con un toque moderno y comida de todo el mundo (incluida la mediterránea), donde poder desayunar, tomarse un brunch, almorzar, cenar o simplemente disfrutar de un cóctel o cerveza con amigos y familia en una plaza tan céntrica como es la Plaza del Campillo.

Salvaje es el resultado final de la unión de Paripé y Grupo Trastos, dos empresas de restauración con una sólida carrera en Granada. La primera de ellas con una reconocida experiencia en ocio de tardeo y nocturno, y la segunda propietaria de dos locales que suman ya 18 años de antigüedad en la provincia.

«Queremos que Salvaje se convierta en un sitio de quedada habitual»

En Salvaje no existen límites para disfrutar de la estancia en un ambiente de lo más llamativo, al que acompaña una cocina completa y atrevida. No importa la hora del día que sea, ya que en cada momento podrás encontrar el aperitivo perfecto. De hecho, una de las últimas novedades es su carta de desayunos y brunch. «Estamos empezando en el mundo de las mañanas para que todo el mundo pueda quedar a cualquier hora en Salvaje. Aquí estamos casi 24/7, como se dice», explica su co-fundador Gonzalo García Sánchez.

Para Gonzalo resulta imposible decantarse por un plato o recomendación especial, «Nos gustan todos. Como mi madre decía refiriéndose a los hermanos, '¿qué dedo me corto que no me duela?'. Pero si vemos que algún plato no tiene la aceptación que esperábamos lo cambiamos y a por otro», comenta. Basta probar cualquier plato de esta variada carta para descubrir el auténtico amor por la cocina, el saber hacer y la pasión que les ha llevado hasta aquí.

En esta cocina no existen tapujos: Lo mismo te sirven un flamenquín casero andaluz, que un tataki de atún japonés, un secreto con chimichurri o unos nachos caseros mexicanos al estilo Salvaje. Y es que las etiquetas no son bien recibidas aquí.

Sólo hay una cosa que te podemos asegurar: Salvaje no deja indiferente a nadie.

¿Te animas a formar parte de esta tribu? Encontrarás este restaurante y lugar de copas en plaza del campillo 7, junto al mítico CHIKITO.

¿Cómo reservar? En el teléfono 697267665