Destinos con sabor

Sea verde en la mesa

PABLO AMATE

No me refiero al libro de ….. La Celestina. La cual insinuaba a modo de recomendación, que» en la mesa todo vale de cintura para abajo». No, lo mío es otra cosa. Aunque en mi largos años por el mundo he visto bastante uso y disfrute de la mesa, en todos los sentidos y direcciones. Sin ser ofensivo al resto de comensales. Hoy les propongo que coma más hortalizas. Y las ofrezca en casa, no como el anuncio que tuvieron que quitar de la tele. Una madre grita a sus hijos: ¡Hoy tenemos guisantes…! Y los niños, todos acores y pagados para ello, exclamaban: ¿Bieeeen!. Guisantes cocidos, sin su poquito de jamón, al menos…..que lastima de criaturas.

Alcachofas, mejor momento

El domingo pasado me comí unas excelentes alcachofas en el Asador de Castilla. Las preparan a la plancha, jugosas y todas muy tiernas. La alcachofa, además : saciante natural

Un beneficio de la alcachofa que pasa desapercibido, pero que es muy importante para combatir el exceso de grasa y la obesidad, es que es un alimento con una excelente capacidad para disminuir la sensación de saciedad. Esto es una gran ventaja para dietas que buscan reducir la ingesta de calorías ya que consumiendo alcachofas nos sentiremos saciados y, a su vez, habremos obtenido nutrientes muy beneficiosos para nuestro organismo. ¡Ya no tendrá que comer más de lo que necesita!

Más cosas buenas

Hay más beneficios y propiedades digestivas de la alcachofa. Esta hortaliza de inflorescencia que es rica en fibra, por lo que ayuda a mejorar el tránsito intestinal, lo que la hace una excelente aliada para prevenir el estreñimiento y la diarrea. Asimismo, su consumo favorece la digestión ya que también sirve para aliviar la acidez estomacal e incluso dolores u otras molestias relacionadas con el aparato digestivo.

Retención de líquidos

Otra de las ventajas de consumir alcachofas asiduamente es que gracias a su propiedad diurética, la alcachofa ayuda a evitar la retención de líquidos de nuestro cuerpo. Evitando así la hinchazón en zonas como las piernas, tobillos, abdomen, etc. Y la cosa no queda ahí. Ayuda a la reducción del colesterol y los triglicéridos. Otros estudios indican que también ayuda a detener y prevenir la diabetes. Debido a la buena cantidad de aportes de inulina, un elemento que nuestro cuerpo metaboliza como fructosa y no como glucosa, consumir alcachofas habitualmente ayudará a mejorar nuestro sistema circulatorio y a prevenir enfermedades como la diabetes.

Una más... Y las que quedan

Beneficiosa para el hígado. Si como lee. Otro de sus principales riqueza es que ayuda a regular la creación y secreción de bilis que proviene de la vesícula biliar. Esto hace que su consumo sea especialmente importante para prevenir enfermedades del hígado, como pueden ser la cirrosis o la hepatitis.¿Que les parece esa humilde hortaliza, según Cynara. Restaurantes pónganlas . Cuídense.