Un viaje por los sabores del norte

Un viaje por los sabores del norte
IDEAL

La unión de dos filosofías de vida que se trasladan desde Cantabria y Asturias a los fogones de Granada Gourmet, de la mano de dos Estrellas Michelín: Ignacio Solana y Ricardo González

AIDA ORTIZGRANADA

El sosiego, la tranquilidad, la humildad, la sinceridad y dos estrellas Michelín son los ingredientes principales del menú que Granada Gourmet reserva para el almuerzo del viernes 27 de septiembre. Un compendio de dos filosofías de vida que se trasladan desde el norte de la Península a los fogones de este prestigioso evento gastronómico, de la mano del chef Ignacio Solana (Restaurante Solana, en Cantabria) y Ricardo González Sostres (El Retiro, en Asturias). Dos maestros culinarios que unen sus talentos para crear un solo menú en un mano a mano, que dará como resultado un auténtico festival para los sentidos.

Ignacio Solana es el alma del restaurante Solana, ubicado en la localidad cántabra de Ampuero. Un establecimiento en el que predomina la fusión de lo tradicional y lo moderno, con el temple que da la naturaleza y ese sosiego y tranquilidad que lo hace diferente a todos. Ignacio es la cuarta generación de una familia dedicada a la hostelería desde 1938. Con el amor por la cocina en la sangre, inició su trayectoria con tan solo trece años, ingresando en la Escuela de Hostelería de Laredo (Cantabria). A partir de ese momento, el chef inició un periplo gastronómico que le llevó a forjar su experiencia en restaurantes de renombre como el Real Club Náutico de Laredo, Aldebarán en Badajoz, Túbal en Tafalla y Europa en Pamplona.

Pero no fue hasta el año 2004 cuando abrió el negocio familiar que le ha consolidado como uno de los mejores chefs de la comunidad cántabra, a base de convertir los afamados guisos de su madre en cocina contemporánea, manteniendo el sabor de siempre. Y tan excelente ha sido el resultado de tantos años de trabajo y creatividad, que con 31 años Ignacio Solana consiguió su primera estrella Michelín.

La última hora de Granada

Por su parte, Ricardo González Sostres es el regente del Restaurante El Retiro, ubicado en el municipio asturiano de Llanes. Un chef humilde que no renuncia a un estilo propio, marcado y definido, que le ha llevado de la mano a lograr la estrella Michelín. Su templo gastronómico, además, es un lugar único y acogedor, en el que es posible tanto disfrutar de un menú degustación como de unas tapas en el chigre. Lo que Ricardo considera, lejos de ser un cambio drástico, una «evolución».

Ricardo González Sostres tomó las riendas del negocio familiar para dar un giro hacia una cocina infinitamente más elaborada. En El Retiro, encontramos cocina típica asturiana con toques de autor, una convivencia perfecta entre tradición y vanguardia. Entre sus fogones se tratan con mimo los ingredientes de temporada, donde la creatividad juega un papel esencial. Para el equipo de este restaurante asturiano, el mayor reconocimiento es que el cliente abandone el comedor con satisfacción. «Mi cocina es sincera, de proximidad, de raíces. No trabajo pensando en distinciones», dice el alma creativa de El Retiro.

Con estas dos figuras de la alta cocina española, el viernes 27 de septiembre, a las 14.30 horas, Granada Gourmet ofrecerá un menú diseñado con el máximo cuidado y respeto por ambos chefs, que se podrá adquirir en exclusiva en Oferplan.

El menú degustación incluye una ensalada de tomate y anchoa en texturas, elaborado por Solana, maridado con Itsasmendi Txacolí. A continuación, se podrán degustar unos berberechos al pil-pil de merluza, endivia y aire de hinojo, un plato ideado por el chef de El Retiro y maridado con vino Nekora 2017 (Sauvignon Blanc). Continuamos con una yema campera con papada y carbonara de hierbas, de la mano de Solana, maridada con Unculín (Mencía tinto) de José Antonio García. Después se servirán unos callos de bacalao estofados y carabinero en dos servicios, a cargo de Solana, maridados con Vinos Tres Filas 2017 (Mencía). Para finalizar los platos principales, un delicioso jarrete de cordero lechal glaseado con puré de apionabo y tubérculos, elaborado por Ricardo González. Por último, un toque dulce con un requesón con texturas de frutos rojos, un postre ideado por el chef de El retiro.