Quesería artesanal de campo granadina

Queso de leche de cabra con receta originaria de un maestro holandés

María Jesus Jiménez copropietaria y maestra quesera de Cueva de la Magaha. /R.G.
María Jesus Jiménez copropietaria y maestra quesera de Cueva de la Magaha. / R.G.

Una quesería pionera que lidera la Red Española de Queserías de Campo y Artesanas

Tatiana Merino
TATIANA MERINOGranada

Su origen se encuentra en Mercedes Garrido, abuela de los actuales hermanos Jiménez Horwitz, quienes capitanean actualmente la quesería y el ganado. Mercedes, ya en los años 30, tuvo la revolucionaria iniciativa de viajar a Holanda e invitar a un maestro quesero que formó a la familia, con la que desarrolló la receta que hoy en día perdura en la elaboración de su queso artesanal, al igual que el método de producción.

Luis es quien se encarga de sacar a pastar las cabras, que recorren la finca familiar, el cortijo de Rota, enmarcada en el Parque Natural de las Sierras de Tejada, Almijara y Aljamar (Granada) donde se nutren de encina, tomillo, romero... De él depende también el olivar familiar, del que además de elaborar aceite de excelente calidad, da soporte para la elaboración de su queso en aceite de oliva. Y es que si de algo puede presumir la familia Jiménez es del perfecto círculo que han construido entorno a su producción.

Dos de sus quesos junto a los hermanos Jiménez Horwitz que enfrentan la quesería. / R.G.

María Jesús y Reinaldo son las cabezas visibles en la quesería. Ella es quien más representa el queso dentro y fuera de la provincia, él quien más tiempo dedica a la gerencia. Tres hermanos que mantienen a flote una herencia transmitida de generación en generación de la que se enorgullecen y cuidan con mimo.

Elaboran un sólo tipo de queso que maduran en cámara de frío, que dependiendo del tamaño puede ir de tres meses a tres años. Además, su requesón es aclamado por todos, nace a partir del suero sobrante en la elaboración del queso.