Borrar
Casa Gerardo, pasado, presente y futuro

Casa Gerardo, pasado, presente y futuro

Carlos Maribona

Jueves, 14 de septiembre 2023, 23:44

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

De los diez restaurantes asturianos que actualmente cuentan con estrella Michelin, el que la consiguió primero fue Casa Gerardo. En 1991, ocho años antes que Casa Marcial. Son 32 años en los que la familia Morán ha hecho méritos suficientes para lograr la segunda. En esta casa hay producto, hay cocina, hay continua innovación, hay instalaciones, hay bodega y hay equipo de sala. Incluso hay mucha historia detrás. ¿Qué más necesitan los inspectores? Personalmente me resulta difícil sustraerme a una relación de cerca de 60 años con esa casa desde aquellos veranos en los que mis padres me llevaban a comer a aquel chigre en una orilla de la carretera entre Avilés y Gijón, en una aldea llamada Prendes. En su modesto comedor la oferta no era mucha, pero no importaba porque mi padre, como la mayoría de los clientes de aquellos años 60, casi siempre pedía lo mismo: crema de andaricas, fabada y arroz con leche. En ocasiones también carne guisada, rollo de bonito, tortilla de patata o pitu de caleya guisado. Pero los fijos eran esa fabada y ese arroz con leche requemado que preparaba Ángeles Quirós, una enorme guisandera desgraciadamente fallecida este verano.

Eduardo Méndez Riestra, en su libro 'Comer en Asturias', publicado en 1980, hacía un amplio repaso a la cocina del Principado y sus platos más representativos (por cierto, sin una sola mención al cachopo) y citaba los que consideraba mejores restaurantes de aquel momento. De los actuales estrellas el único que aparece es Casa Gerardo, con un elogio a «la fabulosa» crema de nécoras que hacía Ángeles, el arroz con leche («pura crema») y fundamentalmente la fabada, «que goza de la mejor fama». Cuarenta años después ya no guisa Ángeles, ni siquiera su hijo Pedro, que puso el viejo chigre a la cabeza de los restaurantes de Asturias. Ahora es Marcos, su nieto, quien dirige la moderna cocina. Pero la fabada y la crema de arroz con leche siguen poniendo un broche imprescindible al menú degustación. Dejando a un lado el pasado, el presente de Casa Gerardo es brillante. En el excelente menú de esta temporada, platos como la berenjena con curry y queso Massimo de Rey Silo; el atrevido y logrado chipirón con higo y yema de huevo; la cococha de merluza con gazpachuelo, o dos estupendos mar y montaña, la ostra en caldo de cordero y la ventresca de bonito con jugo de pitu.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios