«Utilizaré productos granadinos que estén de temporada»

Mónica Rico está dándole vueltas a la receta con la que participará en la final del concurso Promesas de la Alta Cocina de Le Cordon Bleu, el 29 de abril

JESÚS LENS

No resulta fácil encontrar unos minutos para conversar tranquilamente con Mónica Rico, flamante finalista del concurso Promesas de la Alta Cocina convocado por Le Cordon Bleu. Es metódica con su trabajo y sus estudios, no en vano compatibiliza su formación en el CFP La Inmaculada con su labor profesional en la cocina del restaurante El Claustro, bajo la tutela de Rafael Arroyo, uno de los grandes chefs de nuestra ciudad.

–¿De dónde surgió la idea de presentarse al concurso de Le CordonBleu?

–Cuando llegó a la escuela la convocatoria, mis profesores y mis compañeros de clase me animaron y me motivaron para presentarme, dado que ya había tenido una experiencia previa muy positiva en el certamen Granachef.

–¿Cómo ha sido el proceso hasta ahora?

–Comenzó con una parte puramente documental, en la que me tocó rellenar un montón de formularios y papeles con nuestros datos, curriculum y experiencia. De ahí nos seleccionaron a 50 concursantes para la siguiente fase.

–En esa segunda fase del concurso ya sí le tocó cocinar, en vivo y en directo...

–Este segundo paso consistió en grabarnos mientras preparábamos un plato del que nos habían dado los ingredientes principales. Teníamos que cocinar un salmón relleno con pasta fresca y una salsa a elegir por nosotros. Tenía que ir acompañado por una guarnición, también a nuestra libre elección.

–¿Cómo fue el proceso de puntuación en esta fase?

–Un 85% de la puntuación correspondía al jurado profesional de Le CordonBleu. El 15% restante, votación popular a través de las redes sociales. De ahí hemos salido los diez finalistas.

–Y ahora, la gran final. ¿En qué consiste?

–Tiene dos partes. Nos han dado ya los ingredientes que tenemos que usar en la preparación del plato. En este caso, nos toca cocinar carne: una chuleta de cerdo ibérico, mollejas, verdura y ñoquis de patata con clorofila de perejil. La salsa y la guarnición vuelven a ser a elegir por cada uno de nosotros. El 3 de abril tenemos que mandar la receta exacta del plato y qué ingredientes vamos a usar y, por fin, el 29 de abril tenemos que ir a las instalaciones de Le Cordon Bleu para cocinar el plato en directo. Nos dan cuatro horas para prepararlo y presentarlo al jurado para que lo pruebe.

–¿Tiene ya decidida esa salsa?

–Todavía no. Lo que sí tengo claro es que utilizaré productos granadinos que estén de temporada en la parte creativa que tenemos que desarrollar.

–¿Se está dejando asesorar por sus compañeros?

–Absolutamente. Tanto por mis profesores y compañeros de la escuela como por Rafael Arroyo y el equipo de El Claustro. Hablamos continuamente y no dejo de darle vueltas a cómo terminar de rematar el plato.