Street food canalla de inspiración asiática

Parte del equipo de Malahermosa; en el centro, Carlos, jefe de cocina./RAMÓN L. PÉREZ
Parte del equipo de Malahermosa; en el centro, Carlos, jefe de cocina. / RAMÓN L. PÉREZ

En Pedro Antonio de Alarcón acaba de abrir sus puertas un restaurante de ambiente joven y desenfadado

JESÚS LENS

En Pedro Antonio de Alarcón, cerca de la Facultad de Ciencias, hace unas semanas que abrió sus puertas el restaurante Malahermosa, que ofrece a Granada una oferta culinaria original y diferente a la habitual, basada en la 'street food' (cocina callejera) que se ha ido poniendo de moda en las grandes ciudades del mundo.

La carta de Malahermosa, que está terminando de definirse, se basa en una gastronomía de influencias asiáticas, pero mestiza y valiente, con guiños a la cocina mexicana. Así, la intención de los responsables de Malahermosa es que convivan las gyozas de inspiración japonesa, por ejemplo, con los tacos o los burritos.

Detrás de esta nueva propuesta de la hostelería granadina está un grupo de empresarios con experiencia en la gestión de pubs que han querido aportar un ambiente informal y canalla a la gastronomía. Así, lo primero que sorprende nada más traspasar las puertas es su decoración, luminosa y colorista, con grandes graffitis en las paredes.

El diseño de la carta ha correspondido a Carlos López, chef con amplia experiencia en diferentes cocinas de nuestra provincia. Tras barajar diferentes propuestas, entre la cocina vegana o la más tradicional, se decidió por la más transgresora y original: la street food.

El concepto de street food, aunque hace referencia a una modalidad de comida callejera que se vende en furgonetas -esas 'food trucks' que, en España, viajan a modo de caravana- o en puestos ambulantes; también encuentra acomodo en las cocinas de locales que adaptan su filosofía a la restauración más tradicional: recetas originales y creativas, ingredientes frescos y de calidad y cercanía con el cliente. En este sentido, Malahermosa ofrece 'bandejas humeantes', platos con espuma servidos al comensal de forma vistosa y espectacular, para favorecer ese show-cooking que ayuda a convertir una comida o una cena en una experiencia.

Entre los platos más demandados, las gyozas de cerdo y langostinos con salsa ponzu y mayonesa de kimchi. Se trata de las tradicionales empanadillas japonesas, versioneadas por Carlos López, a quien un viaje a Tailandia, hace un par de años, le abrió la mente y le amplió notablemente el horizonte gastronómico.

Otras propuestas de inspiración oriental de la carta de Malahermosa: laska de salmón -salmón con salsa thai-, el pollo ahumado al curry verde o la carrillera de cerdo con jungle curry. También son muy populares los noodles, con pollo o con langostinos y una yakisoba muy especial: con lagarto ibérico.

Como es habitual con la cocina oriental, el arroz está muy presente. Por ejemplo, salteado con calamar thai o en forma de risotto, con salmón y verduras. Y otro plato importante: el pollo satai, de muslitos salteados con salsa de cacahuete.

Una carta de estas características atrae a un público mayoritariamente joven, desprejuiciado, abierto de mente y con ganas de probar platos diferentes y originales. Así, la clientela de Malahermosa está conformada por gente de entre 20 y 40 años, muy aficionada, también, a las tapas.

Hasta ocho tapas a elegir por el comensal, en línea a los platos que conforman la carta. Por ejemplo: ramen, albóndigas con curry rojo, hamburguesita caprese, cruasán relleno de ternera guisada con miel y mostaza y esos tacos y burritos que sirven de puente entre Asia y América.

El guiño más mexicano de la propuesta de Malahermosa es la cochinita pibil, una de las joyas de la gastronomía del sur del México, del Yucatán y alrededores. Originalmente, se trata de un plato basado en carne de cerdo adobada en achiote, envuelta en hoja de plátano y cocida dentro de un horno de tierra, lo que recuerda sus raíces prehispánicas. Otra propuesta sorprendente: la rosca de guacamole con pollo y pico de gallo -pipirrana con cilantro y chile-. Y para los amantes del picante, las patatas bravas, un clásico mexicano.

Así las cosas, Malahermosa ofrece una propuesta de fusión que promete originalidad y osadía en su carta, trayendo sabores de allende los mares que nos conectan con países del Sudeste Asiático, del Lejano Oriente y, dando la vuelta al globo; con México lindo.

Más datos

Dirección: C/ Pedro Antonio de Alarcón, 86. Granada.

Tfno. Reservas: 625 949 489.

Jefe de cocina: Carlos López.

Jefe de sala: Modesto Zambrano.

Estilo de cocina: Street Food con influencias asiáticas.

Precio medio: 15 euros.

Menú del día: No.

Imprescindible: Curry, gyozas y costillar.

Capacidad: 100 comensales.

Cierra: No.

Cerveza: Estrella Galicia.

Wifi: Sí.

Aparcamiento: Calles adyacentes y parking público.